ArtículosExtra

Mi experiencia jugando VRChat

Es sábado por la mañana cuando me levanto, preparo café y algo para desayunar; en eso, mi amigo Melter ya me había mandado mensaje avisándome que estaba listo para comenzar su transmisión.

Desde hace un par de días, ya estábamos planeando hacer nuestra incursión al mundo de VRChat y procurar pasárnosla bomba así que con anticipación lo habíamos instalado y configurado a nuestro gusto. Por mi parte, ayer me había metido a un par de mundos dentro del juego y tuve la oportunidad de visitar algunos; visité un mundo con temática de Ace Attourney, un tribunal público, un bar karaoke y el infame mundo de los Uganda Knuckles.

Como era de esperar, mi computadora ya no podía soportar tanto abuso de CPU cuando las salas se llenaron con 25 jugadores hablando al mismo tiempo, por lo que tuve que salir del juego y prepararme para el directo de mañana.

La cita era a las 12 de la tarde y tras un par de minutos pudimos encontrarnos todos los que íbamos a participar en el directo, decidimos encontrarnos en una sala que emulaba un Bar. Para eso, ya habíamos explorado unos cuantos mundos y seleccionado unos skins de chicas animé.

El juego únicamente esta disponible para usuarios Windows, desde la plataforma de Steam o la SDK oficial

Debo mencionar que, si bien les puede parecer extraño que 5 hombres adultos escogieran skins de chicas Loli, es porque quizás no hayan tenido oportunidad de probar el juego y si ya lo han hecho, notarán que hay un número enorme de usuarios varones que eligen dichos avatares.

Sin lugar a duda existen estos usuarios con avatares del famoso meme de Knuckles; dichos usuarios también parecían recién iniciados en este mundo por lo que tras “platicar” con algunos, nos dimos cuenta que la mayoría solo entran para decir la (infame) frase “do you know the way”.

Tras un rato de probar las mecánicas básicas, intentar jugar con algunos elementos que simulaban al beer pong y elegir nuestros avatares finales, nos animamos a entrar en alguna sala que fuera de habla hispana. Tras perdernos por un tiempo (dado que no nos habíamos agregado en nuestro círculo social dentro del juego) al fin pudimos entrar a la misma sala.

Este mundillo tenía temática de playa y contaba ya con varias personas dentro; el usuario que más nos llamó la atención, era uno que estaba poniendo música y la gente no tardó en conglomerarse a su alrededor. Las risas comenzaron cuando todos intentamos cantar canciones al mismo tiempo y se produjo un efecto domino cuando nos dimos cuenta que algunos no soportaban la risa, puedo decir sin temor a equivocarme, que VRChat puede ser sujeto de estudio cuando se hable de histeria colectiva.

Tras un rato de cantar, bailar, gritar e intentar ‘socializar’ con el resto de usuarios, nos dimos cuenta que la mayoría solo estaban ahí para grabar momentos “épicos” dentro del juego. Personalmente, mi momento favorito fue cuando al usuario que calificábamos de “bocinita bluetooth” puso la canción shooting stars y todos comenzaron a tararearla y a perder el control. Nuestras carcajadas parecieron eternas.

Tags

Artículos Relacionados

Esto podría interesarte

Close